domingo, 2 de diciembre de 2012

Poema agobiado


Estoy cansada de explicar, de consensuar, de pactar.
Estoy agobiada de ceder, de fingir, de aparentar.
Estoy exhausta de que todo, todo, sea tan difícil.
Estoy extenuada de soñar despierta y agonizar dormida.
Estoy agotada de hacer mis deberes y murmurar rosarios.
Estoy sofocada de tantas lágrimas que ya no llueven.
Estoy fatigada de esperar, creer, luchar y volver a esperar.

Ya no me importa si pruebas mi fe o mides mi virtud.
Puedes petrificar mi piel sin abrazos,
puedes desintegrar mi aliento sin besos;
que el viento arrase las cenizas de un nombre sin eco,
que el viento despoje mi mente de memorias y anhelos.

Ya he rodado por la arena de los circos romanos,
ya he ardido en las hogueras de plazas mundanas,
ya he sudado mi sangre en las mazmorras del tiempo,
ya he implorado, suplicado y rogado,
y sin embargo nada es suficiente.

Toma mi voto de silencio, de pobreza  y de servicio.
Toma mi buena voluntad, mi paz y mi entereza.
Toma mis manos y mis palabras, mis pasos y mis llagas.
Apiádate de mí y abrázame en tu misericordia.

Soledad Lorena
02 de diciembre de 2012




No hay comentarios: